Convenio regulador

Convenio regulador : abogado especialista en Bilbao
Se prevé en la Ley como requisito para iniciar un proceso de separación o divorcio de mutuo acuerdo que la demanda interpuesta por ambos cónyuges o por uno con el consentimiento del otro se acompañe del denominado convenio regulador. En este documento se ponen de manifiesto las medidas que marcarán la relación entre los cónyuges y su familia tras el matrimonio.

El contenido mínimo sobre el que las partes tienen que expresar su opinión unánime se recoge en el artículo 90 del Código Civil y engloba entre los siguientes extremos:

- En caso de existencia de hijos en la pareja, las medidas que se refieren a su guarda y custodia son uno de los contenidos mínimos que deben incluirse en el convenio regulador. De este modo, debe quedar claro con cuál de los progenitores residirán los hijos y, por lo tanto, a quien se otorgará la guarda y custodia si no se establece que la misma será compartida por ambos cónyuges.

- Junto a lo anterior, será necesario fijar un régimen de visitas para el progenitor al que no se le otorgue su guarda y custodia.

- La existencia de hijos que queden bajo la guarda y custodia de uno de los progenitores da lugar a que deba imponerse al otro cónyuge la obligación de prestar una pensión de alimentos con el fin de contribuir a las necesidades de los hijos y las cargas del matrimonio,

- Es posible que en el convenio regulador se recoja la imposición a uno de los cónyuges de hacer frente a una pensión compensatoria a favor del otro cónyuge.

- Además, en el convenio regulador se fijará a quién se atribuye la vivienda familiar y cómo se reparten el resto de bienes de la familia. En el caso de la vivienda, es independiente de quién es la propiedad de la misma y se estará a la necesidad de cada una de las partes.

- Por último, en este documento se debe recoger la liquidación del régimen económico-matrimonial de la pareja, si bien el proceso no tiene por qué realizarse en este momento de facto y es posible iniciar posteriormente un nuevo proceso.

Lo establecido en el convenio debe ser consecuencia del acuerdo entre las partes, y para asegurarse de que en el mismo se refleja la libre voluntad de las partes, el juez citará a las mismas con el fin de que lo ratifiquen y poder otorgar fuerza ejecutiva a las medidas allí dispuestas.

Las pautas recogidas en el convenio regulador se establecen para unas circunstancias dadas y es posible que, en caso de que las mismas cambien, ante la correspondiente solicitud al juez conocedor del caso, se modifique este régimen con el acuerdo de ambas partes.
Busco abogado - Abogados españa