Bienes privativos en el régimen de gananciales

Bienes privativos en el régimen de gananciales
Uno de los regímenes económico matrimoniales que regula nuestro ordenamiento jurídico es el régimen de gananciales en el cual el cada una de las partes de un matrimonio aporta a la sociedad los beneficios, ganancias e ingresos que obtienen por sí mismos y, en caso de liquidación de la sociedad, esta se reparte en partes iguales, independientemente de las aportaciones realizadas por cada uno de ellos.

A pesar de la existencia de este fondo común propiedad de ambos cónyuges, cabe la posibilidad de que los mismos mantengan bienes privativos. Tendrán esta naturaleza los bienes que fueran de su propiedad antes del momento en el que diera comienzo la sociedad de gananciales o los que reciban los cónyuges a título gratuito, es decir, los recibidos por herencias o donaciones, por ejemplo. Se suman a estos aquellos bienes y derechos patrimoniales que son inherentes a la persona, así como los no transmisibles inter vivos. Además, la vestimenta y otro tipo de objetos que no tengan un valor extraordinario y sean de uso personal de cada uno de los cónyuges y los instrumentos que usen estos, en su caso, para llevar a cabo su profesión, salvo que estén destinados a un negocio común.
Busco abogado - Abogados españa