Régimen de gananciales

El régimen de gananciales, también denominado sociedad de gananciales, es uno de los regímenes económicos matrimoniales que articula el ordenamiento jurídico español para regular las relaciones patrimoniales entre un matrimonio desde su celebración.

Los miembros del matrimonio pueden pactar cuál es el régimen que amparará sus relaciones económicas en las correspondientes capitulaciones matrimoniales celebradas al inicio de la relación o durante el transcurso de la misma. Es posible, que los cónyuges no adopten ningún régimen por lo que se aplicará aquel régimen que esté previsto como supletorio en su ley civil común.

En este régimen económico matrimonial los ingresos o beneficios que obtienen los esposos individual o conjuntamente pasan a formar parte de un fondo común del cual son propietarios los cónyuges como si de una sociedad se tratara.

En caso de disolución del régimen de gananciales, como consecuencia del divorcio de la pareja por ejemplo, este patrimonio común se deberá atribuir a partes iguales a los cónyuges con independencia de quien haya obtenido cada una de las rentas.

Con carácter excepcional, los cónyuges pueden mantener bienes privativos de cuya propiedad serán únicos titulares, por ejemplo los que tuvieran con carácter anterior al matrimonio o derivados de donaciones o herencias.
INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE