Régimen de separación de bienes

Es aconsejable que en el momento en el que una pareja contrae matrimonio celebre capitulaciones matrimoniales con el fin de establecer, entre otros si es el caso, pactos que se refieran a los asuntos económicos de la pareja durante el transcurso de su matrimonio y a través de los cuales se opte por el régimen económico matrimonial que los regirá.

El régimen de separación de bienes es uno de los conjuntos de reglas sobre las relaciones patrimoniales de un matrimonio que nuestro ordenamiento jurídico recoge. Este régimen será el aplicado a los matrimonios que expresamente lo elijan como aquél al que someterse o para los que omitan este hecho y les sea aplicable una ley civil en el que el mismo sea el régimen supletorio, por ejemplo en el de Cataluña o Baleares.

El fundamento del régimen de separación de bienes consiste en el que los cónyuges no mantienen, en principio, ningún tipo de patrimonio en común. Es decir, que tanto de los bienes que tuviese en el momento inicial, como de los obtenidos a lo largo del matrimonio será único titular el cónyuge que los obtuviera.

Esto da lugar a que, en caso de disolución, no se requerirá liquidación.
INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE